¿Por qué se crea el Consorcio de Internet de las Cosas (C-IoT)?

Crear una Sociedad Inteligente es un proyecto de gran complejidad, porque se requiere del desarrollo de mucha infraestructura y en consecuencia demanda de una enorme inversión de capital. Acometer un reto de tal magnitud requiere de muchas empresas, instituciones y organizaciones.

Por eso nace el Consorcio de Internet de las Cosas (C-IoT), para que desde una plataforma colaborativa, semejante a UBER, resolvamos entre distintos actores desde diferentes disciplinas, los distintos retos que implica construir una Sociedad Inteligente, sostenible y solidaria. Una hazaña que traerá desarrollo al país y bienestar a nuestra gente y en la que ganamos todos porque el proyecto en dinamizará la economía.

Para avanzar hacia esa meta lo primero que tenemos que hacer es mejorar el modelo de educación técnica del país.

El C-IoT aspira a ser la selección nacional de tecnología; está integrado por ingenieros y expertos en las distintas tecnologías emergentes, comenzando por el Internet de las Cosas.

Se trata de un equipo élite, capaz de adaptar estos nuevos conceptos y herramientas a nuestra realidad para mejorar la competitividad de las empresas y la calidad de vida de los ciudadanos.

La idea es acelerar la transferencia del conocimiento y crear un modelo de negocios exitoso que permita la sostenibilidad del proceso.

El C-IoT se define como una empresa de impacto que busca un equilibrio entre los beneficios económicos, sociales y ambientales.

En esta nueva realidad es preciso que los industriales y empresarios en general, conozcan y aprovechen todo el potencial de Internet de las Cosas (IoT), para que sus productos y servicios sean inteligentes, personalizados y más rentables.

Hemos querido que el consorcio mantenga el nombre de MECSOFT, no solo porque es la empresa veterana del grupo, sino también para aprovechar la sólida imagen que hemos consolidando desde su creación en 1999.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart