Consorcio IoT

Consorcio IoT

¡Una excelente noticia! Aquellas empresas costarricenses que piensan migrar a países donde producir sea más barato, ya no tendrán que hacerlo. El pasado mes de Julio 2016 se llevó a cabo el lanzamiento oficial del Consorcio de Internet de las Cosas de la región, C-IoT. Este enlaza a cinco empresas tecnológicas de gran prestigio y líderes en sus respectivas áreas: Mecsoft, ConstrolSoft, Lantern Technologies, Green & Energy Consulting Group S.A. y Tecnoinso.

Los representantes de las cinco empresas están decididos a lograr que el “tsunami” de innovación tecnológica que traerá el Internet de las cosas, acelere la automatización del sector industrial para que esta “reindustrialización” le inyecte un fuerte impulso a la economía del país y a su competitividad.

  • 2016

    En Julio del 2016 se establece el Consorcio C-IoT como una alternativa, para fortalecer el conocimiento e implementación del Internet de las Cosas (IoT) en Costa Rica.

    • image
    • image
    • image
    • image
  • image
  • 1er Consorcio IoT

    Somos el primero Consorcio de Internet de las Cosas en América Latina y contamos con especialistas en proyectos de automatización, informática industrial, desarrollo de software, eficiencia energética y más.

Con visión hacia el futuro

Lo mejor de todo es que IoT logrará en cada empresa mayor productividad de la mano de una significativa baja en los costos de operación, estimada entre el 30 y el 50%. Esto les garantizará competitividad, mayor rentabilidad y el éxito en el país. Otro de los objetivos del C-IoT es impulsar la generación de iniciativas y proyectos de emprendimiento en este campo desde las universidades locales, para crear oportunidades a los estudiantes de carreras tecnológicas.
Los visionarios detrás de esta iniciativa confían en que el Consorcio de internet de las Cosas será el primer ladrillo en la edificación de todo un sistema de innovación que se convertirá en el motor de desarrollo para Costa Rica y la región. Será la manera más efectiva de insertarnos en la Cuarta Revolución Industrial y evitar la tragedia de verla pasar de lejos.

Documento sin título